Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

ORIÓN, EL CAZADOR CIEGO

Imagen
Orión, el cazador.
Orión, el cazador ciego.
Orión, el cazador ciego de un ojo.
Orión, el cazador ciego de un ojo que dejó su sombra en el inframundo según el relato de Odiseo. Así era Orión. Y diez años después de la Operación Orión que dejó heridas que aún sangran en la Comuna 13 de Medellín resulta irónico -por coherente- el nombre que tuvo este despliegue armado que cambió la palabra Conflicto por el significado exacto al decir Guerra. Guerra urbana. Vivida a pocos minutos del centro de la segunda ciudad de Colombia. Guerra con helicópteros artillados. Guerra con ráfagas nocturnas rompiendo el sueño y la madrugada. Guerra donde la comunidad fue trinchera y botín. Guerra sucia. Porque ninguna guerra es limpia.
Cinco días antes de la Operación estuve allí: caminando por siete, nueve, barrios de aquellos veintitrés que sumados hacen la Comuna 13. En una esquina los elenos, al centro los comandos armados populares, en la otra orilla las FARC. Haciendo lo suyo juntos: es decir trayendo terr…

1.256 PERSONAS 1.256 PREGUNTAS 1.256 VECES ¿DÓNDE ESTÁN?

Imagen
Recuerdo a José Luis. Recuerdo que era el hijo que todo padre quiere tener en casa. Recuerdo que era el alumno que todo profesor quería en su clase. Recuerdo que era el amigo que todos queríamos tener. Porque era -es- la definición de una buena persona. Recuerdo... no, no lo recuerdo. Lo que quiero decir es que no olvido a José Luis. Eso es distinto a recordarlo. Lo tengo presente aunque han pasado veinte años desde que estudiamos juntos. Lo secuestraron cuando eso era una rareza incomprensible (hoy sigue siendo igual de imcomprensible pero ya no es raro). Un chico de 16 años fue secuestrado justo en la puerta del colegio antes de entrar a clase. Se llevaron a José Luis. Uno no sabía ni cómo sentirse ni cómo sentarse frente a esa silla vacía y ante el silencio de la llamada a lista. Ví volver a José Luis meses después. Me contó su historia, el dolor de las manos amarradas y los ojos vendados, la tristeza que vive adentro de la palabra cautiverio. Una de las cosas que pidió junto con e…