lunes, 14 de enero de 2013

VOTO POR MEDELLÍN

Somos imperfectos. No somos mejores o peores, sólo eso: imperfectos como los demás. Y se nos olvida que también tenemos méritos que otros pueden destacar porque cuando pensamos en nuestras dificultades asumimos que entre lo peor somos los peores. O lo contrario: ante el primer halago pensamos que entre lo mejor somos los mejores. Y se nos olvida que nuestras dificultades más que un peso deben ser un motor, una forma de decir Nunca Más. Para muchos aquí no hay medias tintas; es de día o es de noche, el blanco es puro y el negro oscuro. Digamos que tenemos un problema cromático en esta ciudad porque se nos hace difícil reconocer que son muchos, tantos, los colores necesarios para escribir la palabra Realidad.

Por estos días un tema recurrente aquí es la nominación de Medellín como Ciudad más innovadora del mundo en un concurso citado por el diario Wall Street Journal, el Urban Land Institute y el Citigroup. El reconocimiento se llama City of the Year. Un concurso que empezó calificando 200 ciudades en el mundo y que hoy tiene tres finalistas en los que la nuestra se suma a New York y Tel Aviv. La capital del mundo tiene por mérito bajo esta mirada su vida cultural y habitabilidad. La capital económica de Israel exhibe como mérito los aportes en investigación y ciencia que anualmente se ven reflejados en registros de patentes. El motivo por el que Medellín figura en esta exclusiva lista está en la progreso que ha se refleja en el concepto de urbanismo social, su sistema de transporte, reducción de tasas de criminalidad y el potencial de desarrollo en el futuro cercano.

Mientras se escuchan aplausos también llueven críticas, es natural ¿cómo ser innovadores viviendo en semejante desigualdad? dice algunos. "¿innovadores? eso es publicidad de la Alcaldía que quiere tapar el sol con un dedo" dicen algunos más. Yo los escucho y me quedo pensando en esto: este concurso es autónomo, ni siquiera Medellín o Nueva York o Tel Aviv o alguna de las 197 ciudades más se inscribió en él o hizo lobby para ser llamada a ese grupo. Sus criterios son independientes. Una misión de este City of Year vino a comprobar luego lo que han procurado evaluar y el resultado ahí está. Sólo en este último paso llaman a la participación con votaciones vía internet. A mí eso me parece bien.

Yo sí creo que esta ciudad ha evolucionado y que no es el mismo lugar de mis miedos de hace 20 años. Creo que el mérito de la transformación de una ciudad no está sólo en sus administraciones (que incide, claro) sino en una suma de muchos en los que los ciudadanos somos parte parte decisiva en esa realización. El vínculo público privado y social hace que esta historia se pueda contar.

No creo que estos premios marquen profundas diferencias. Creo igual que no están mintiendo cuando ubican a Medellín en esta lista de innovación bajo las premisas que ellos marcan. Creo que es más lo positivo que resulta de este voto que lo malo que se pueda suponer. Sé que nuestros problemas no desaparecen por ser llamados Ciudad del Año. Algo es cierto: merecemos vivir mejores días. Y de alguna manera, si miramos en perspectiva, lo estamos haciendo.

Justo esta semana una declaración del director de la policía en Bogotá me recordó que, tantas veces, los generales generalizan y Medellín medelliniza. Y es un buen verbo. Porque demuestra que un lugar tiene vida más allá de sus estigmas. Esta ciudad a la vez que es realidad recuperó el hecho de ser promesa.

Yo voto por Medellin, es decir: también voto por ti.

Y no sólo hoy, y no sólo por esta nominación a Ciudad del Año. Todos los días, desde hace años, con lo que hago y puedo voto por Medellín.




7 comentarios:

  1. Ehhhh por fin una mirada así, sin quejadera por hobbie como la de muchos que criticaron hasta la venida de Madonna y que si viene el papa dirán lo mismo, que "innovamos en formas de matar, de violar la ley, etc", a esos: miopes.

    Yo voto como siempre por Medellín.

    Al que dice que acá no hay nada que hacer es porque solo busca en su propio ombligo. Y no se trata de ocultar lo malo, que es más que terrible, pero esto es oxígeno para una ciudad que a veces se ahoga en su propio ego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muchas gracias Pink por comentar en este blog. Comentar: arte ya perdido por aquí y relegado sólo al feizbu o al retuiteo.
      Después de leerte sucribo mi acuerdo a todas tus palabras.

      Eliminar
  2. La imperfección nos hace bellos, importantes y atractivos. Y en esa búsqueda de no ser perfectos, sino más imperfectos está la riqueza del tercer mundo. En el priemr mundo uno toma un bus público y no hay quién cante, quién rapee, quién hable una vez más de la pelea diaria de la subsistencia. No es pornomiseria, es que simplemente en esos microsegundos de escuchar al otro ofrecer su vida en un empaque de chicles está latente nuestra imperfección.

    Hay que votar por lo imperfectos que a oídos de los extranjeros se llama ciudad innovadora, renovadorda, avanzada!!! Yo ya voté por Medellín, porque decidí vivir aquí con mi hija.

    ResponderEliminar
  3. estoy muy contento, y muy de acuerdo con éste post ya que a pesar de las falencias de la ciudad y de todo el tema negativo y pobreza, también tenemos derecho a ser resaltados y reconocidos por lo bueno que se hace, la enseñanza es seguir trabajando por lo que nos falta y siempre , siempre aplaudir los bueno que se va logrando. " crítica vs propuesta"

    ResponderEliminar
  4. Aún cuando veo posiciones muy acomodadas de quienes tanto criticaron la posibilidad del premio, y que ahora es una realidad, creo en los cambios, en el crecimiento. Me encanta como escribes, Juan.

    ResponderEliminar
  5. me encanto tu visión y esta frase : Yo voto por Medellín, es decir: también voto por ti.
    que lindo que todos pensaramos así, yo llevo 13 años fuera del país, y cada que llego me parece increíble que el lugar que no crecía poco o nada en la década de los 80 y parte de los 90 ahora es una ciudad que se preocupa por crecer, por salir adelante a pesar de los problemas, me brota el orgullo cuando alguien de mi país de adopción habla de Medellín, lo hermosa y moderna que es ....
    Adjunto mi comentario en el "feis":

    y como buena paisa me emociona mucho el triunfo de mi ciudad con el premio a la ciudad mas innovadora del mundo, Medellín te llevo en el corazón!!! ahora a trabajar por los barrios donde la violencia no da tregua, para así ganar el premio a la ciudad de la PAZ!
    Felicitaciones a todos por poner su granito de arena para que nuestra ciudad siga creciendo día a día y a seguir trabajando para que las futuras generaciones no solo tengan la ciudad mas innovadora, también la mas educada, justa y en Paz.

    ResponderEliminar
  6. yo tambien voto por Medellin, aunque hace 10 años que no vivo alli, cada dia lo extraño.. y me alegra que hayan reconocido como la ciudad mas innovadora del mundo!

    ResponderEliminar

HOW TO STEAL A DAUGHTER AND DESTROY THE MOTHER IN THE ATTEMPT

By: Juan Mosquera Restrepo Translation: Talia Sawers She is five months old and wakes up at night looking for her mother. She is five...