Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

CUANDO LA CULPA ES DE LA VÍCTIMA

Imagen
Dicen víctima y tu escuchas culpable, te parece igual. La mujer denuncia que ha sido violada, que han tomado por asalto su cuerpo y su dignidad y tu piensas que la culpa es de la minifalda, de los tragos, del sobretodo pero –sobre todo- para ti el atacante nunca tiene más responsabilidad que el atacado. Hablan de Drácula y tu piensas que la culpa es del cuello y no del vampiro. Y lo dices en público con todas las letras que conoces esperando que te conteste un silencio porque tu pensamiento, crees, es certeza infalible por demás.
Dices víctima y dices culpable, te da igual. Escuchas que alguien ha muerto en un barrio popular y sin pudor piensas que seguramente algo andaba haciendo mal y ha de ser por eso que le dispararon. Tu vida es conjetura. Tu vida es presunción. Tu vida es prejuicio. Y como tantos piensan igual que tu sostienes que esa manera de ver la vida es la forma en que se presenta la verdad.
Dicen víctima y tu murmuras: culpable. Te cuentan que alguien venía de regreso a …

DE DONDE VENGO YO

Imagen
Yo vengo de un tiempo en que los más adelantados estudiaban basic en los cursos de computación. Pantalla negra, letras verdes, mini floppy disc, con los disquetes guardados en cuadernos ojalá argollados. El pasado es un lugar pesado que te  prometía un futuro cargado de liviandad. Lo sabes cuando la región en que está tu adolescencia no tenía idea de teléfonos móviles y era incómodo llevar hasta un radio transistor. Eran días en que este lado del mundo era territorio betamax. Soy de esa generación que ha tenido la velocidad por definición: todo cambia rápidamente, tanto que algunos pronto llamarán arqueología a lo que vos y yo conocemos como biografía. Vengo de ese lugar de agujas sobre el disco de acetato, de cuando las muchachas escuchaban dizque rock en español.
De pequeño el año dos mil –creía yo- quedaba lejos y segurito los carros iban a poder volar. De pequeño decir metro era hablar de una tirita con centímetros dibujados y no de un tren urbano con estaciones. Dicen que la pat…

UNA COLUMNA SOBRE ROCA

Imagen
Todos somos un poco los libros que leemos. Eso lo sabe y lo siente un lector. En las páginas con historias de otros nace un nosotros que nos acompaña hasta el minuto de partir. Llevamos a cuestas un equipaje de palabras ajenas que son bastón, luz y también guía. Soy de los que ama el olor del papel, de los que disfruta el tacto al acariciar un libro, la mía es una emoción sencilla y sincera que tiene ánimo de explorador. Me gustan las bibliotecas y las viejas librerías. Por supuesto leo también en pantallas, porque sé que son la ventana de nuestros días y sería necio cerrar los ojos para negar que existe el sol.
No tengo una lista numerosa de amigos que escriban, pero los libros de muchos han sido mis amigos. Hay a quien le vendría bien un poco de literatura para sacudirse la amargura. Hay a quien le vendría bien un poema a esta hora para que sobreviva al resto del día. Hay a quien le vendrían bien unos días de lectura solitaria para que se sienta bien acompañado. Qué hermoso es el o…