viernes, 23 de octubre de 2015

DOS FOTOS, DOS FEDERICOS, DOS VOTOS

La historia empezó con una foto en que anunciaban su llave a la alcaldía y gobernación. Ellos se hacen un selfie. Una cámara ve la escena y deja constancia. Esta imagen comunica todo lo que quieren decir y no necesita más palabras que esas sonrisas. Twitter se encarga del resto. Fue en diciembre pasado y el golpe de opinión logró su efecto. Atractiva la imagen y el mensaje: dos personas que se conocen de años, con afinidades en sus propuestas y coincidencias en sus pensamientos se muestran como opción para Medellín y Antioquia.

Pasaron luego los días que más tarde fueron meses y el agite de todo eso que llaman campaña electoral dibujó un mapa en el que más nombres y trayectorias se pusieron a consideración del ciudadano, que no sólo es ciudadano sino elector, y cubrieron de pasacalles la vista al cielo y vallas de personas mirando al horizonte cubrieron el horizonte y los aspirantes a aspirar se multiplicaron como los panes pero nunca como los peces. En mitad de todo aquello muchos convirtieron la escena electoral en un eterno quién está con quién y cuál está contra cuál y presenciamos el eterno retorno del que nunca aparece para no ir a los debates y tuvimos entre nosotros a uno del que poco oímos su voz porque siempre su jefe habló por él, o a través de él, qué sé yo.

Los Federicos, el 21 de diciembre pasado


Corren ríos frente a nuestros ojos y corrientes subterráneas bajo nuestros pies.

Siempre habrá candidatos incapaces de articular una respuesta sin mentir y siempre habrá candidatos que dirán verdades incómodas y siempre habrá candidatos que además propondrán asuntos realizables e interesantes y habrá candidatos que prometerán lo que saben que no pueden cumplir y siempre habrá candidatos que dirán que la tierra empezó a girar cuando ellos abrieron los ojos y siempre habrá candidatos que reconocerán que tantas cosas se están haciendo bien desde hace días y que deben seguir.  Cuando hoy dices Medellín y Antioquia las mismas palabras ya no suenan igual porque tantas realidades han cambiado que ya hay un sendero que reclama no dar pasos atrás. Todos los candidatos miran el futuro, ofrecen el futuro, sueñan con el futuro. Pero todos, antes que eso, deben conquistar el presente.  

Hay días en que el presente se llama domingo. Y el futuro también.

Unos días antes del cierre de campañas se encontraron en la calle, caminando, una vez más. 17 de octubre era. Hablo de Federico y Federico, los mismos de la foto del año pasado cuando todo estaba por empezar. Venían con el cansancio de las horas de sol y barrio en la camisa, luego de repartir volantes y palabras, luego de ofrecer su oído para escuchar porque ninguno de los dos –confío en ellos- ofrece nada distinto a sus propuestas para convencer a los demás a la hora de votar.  Y Restrepo y Gutiérrez se abrazaron con alegría genuina, de esa que no se puede ensayar, de esa que guarda respeto y admiración a la vez. Hay, en ese abrazo, confianza en lo que cada uno sabe que el otro puede hacer.

Los Federicos, el 17 de octubre pasado

No escribo estas palabras para encender una hoguera. Sólo lo hago para declarar mi voto. Federico Restrepo es el gobernador que Antioquia merece y veo en Federico Gutiérrez la mejor opción para Medellín en los días que se avecinan. Quiero que su abrazo se repita al final de la tarde dominical porque ellos tienen conocimiento, corazón, capacidad y deseo para compartir una visión que le hará bien a la región y a la ciudad.

Aunque suene extraño, hay lunes que se esperan con ansías. El 26 de octubre, por ejemplo. Cuando los que hoy pelean pasionalmente por un candidato y escupen al que no piensa igual recuerdan que cambian los mandatarios pero los habitantes del pueblo somos los mismos. Y bajo el mismo cielo, sobre el mismo suelo, nos levantamos de la cama para salir a respirar el mismo aire compartido, a trabajar y a todo lo demás. Como siempre.

@lluevelove


3 comentarios:

  1. Confío en tu criterio y espero que tus deseos se cumplan. Por Medellín.

    ResponderEliminar
  2. Confío en tu criterio y espero que tus deseos se cumplan. Por Medellín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...que mañana celebre la esperanza, un abrazo.

      Eliminar

NO JUZGO AL SUICIDA

Cada minuto pasa lento. Las horas son definición exacta de eternidad. El día puede ser brillante y caluroso afuera, pero adentr...