jueves, 18 de febrero de 2016

FICCIÓN


Renuncia un cliente de una red de prostitución.
Renuncia una de las cabezas de una red de prostitución.
Renuncia la denunciante de una red de prostitución.

La red de prostitución, y otros delitos, siguen ahí. 
El crimen no renuncia.

Esto es ficción, por supuesto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

ALGUNOS DISCOS QUE ME GUSTARON ESTE AÑO

Joaquín Sabina publicó un testamentario disco que asusta porque ruegas de inmediato que no resulte premonitorio. Hace el balance que ...