jueves, 18 de febrero de 2016

FICCIÓN


Renuncia un cliente de una red de prostitución.
Renuncia una de las cabezas de una red de prostitución.
Renuncia la denunciante de una red de prostitución.

La red de prostitución, y otros delitos, siguen ahí. 
El crimen no renuncia.

Esto es ficción, por supuesto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

DESPUÉS DE VER LA MUJER DEL ANIMAL

UNO Interior noche / Sala de cine Margarita García fue secuestrada por el primo de su cuñado. Raptada a ojos de tantos y con compli...