Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

SOMOS UNA CIUDAD EN DEUDA CON UN POEMA

Imagen
Más de cinco mil personas llegadas de todos los rincones de una ciudad -que son tantas ciudades a la vez- acudieron a ese teatro en medio de un cerro que recuerda los antiguos anfiteatros, ágora del ayer donde la palabra fue —y es— sagrada. Casi seis mil personas eran, éramos debo decirlo, dejando los cuerpos reposar en escalinatas o en la grama en días en que en la mañana y en la noche estallaban bombas y miedo por igual ración. La incertidumbre nunca ha tenido horario. Y allí, en ese instante de la historia reciente de Medellín, una sola persona era multitud y miles eran una sola; lo podías comprobar por la manera de pronunciar un silencio frente a un poema. Teníamos hambre de palabras y Prometeo nos dio de comer. Hace veintiséis años Medellín no era el lugar que hoy es, porque si algo somos es este organismo vivo que respira en permanente cambio. Hace veinticinco años éramos, en gran medida, la casa del temor para nosotros mismos y para los demás. Tanto así que no miento ni exagero s…