Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

UN SENTIMIENTO EXTRAÑO

Imagen
Un sentimiento extraño. Una noche extraña. El mensaje de las 8:08pm que llega al teléfono dice que que se ha cerrado la negociación, que se ha llegado al final del acuerdo. La renuncia a las armas, el compromiso de verdad, justicia, no repetición y reparación está en pie. El cese definitivo de acciones violentas ya fue puesto en marcha, ahora además está la desmovilización, todos los mecanismos de verificación internacional han sido aprobados. Las FARC, tal como las conocimos, no existen más. 
Sí. Así.
Es el fin de la guerra.
El sentimiento es extraño, digo, porque lo que sigue es el protocolo dispuesto para el registro histórico. Si. Histórico. Porque esa es la palabra que define este instante. Aún no hay un sentimiento que flote en el aire, la noche avanza y aunque la noticia empieza a compartirse profusamente no se escuchan vivas en la calle, nada. Porque lo que sigue, además, es una campaña para el plebiscito entre el Si y el No, que realmente es una contienda entre la posibilidad d…

LA VIDA ES MÁS COMPLEJA DE LO QUE PARECE

Imagen
La mochila cosida en hilos vegetales de la Sierra Nevada de Santa Marta costaba 85 mil pesos ¿por qué tan cara? preguntó una chica vestida de telas muy costosas que le daban un aire hippie chic como dicen ahora. La indígena sólo le respondió con una mirada. Detrás estaba un tipo que dijo “me la llevo” así, sin pedir rebaja que es lo que se usa por acá, y entonces la señora Wayuú al entregársela le dice “cuídela por favor, que ahí van mis pensamientos y mi energía de las dos semanas de vida que le dediqué a esta tutu mientras mis manos la hacían”. El hombre se fue caminando, mochila en mano, pensando cuánto podían valer dos semanas de vida. Mucho más que ochenta y cinco mil pesos, se dijo.
¿Cuánto cuesta la vida?
Hubo un tiempo, hace décadas, en que en Medellín ofrecían dos millones de pesos por la vida de un policía. Hay días en cualquier calle de Colombia en que alguien muere por culpa de un ladrón de celulares que en un instante muta en asesino por llevarse un teléfono que vende lueg…

ME GUSTA VER LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Imagen
Hay frustración y lágrimas. Hay consagración y lágrimas. Las veo en las mejillas de los deportistas y las siento tibias en las mías. El récord y la derrota transmitidos en alta definición. Suenan himnos ajenos de países que no sé siquiera si pronuncio bien, escucho gentilicios que vuelvo a aprender cada cuatro años, me emociono con abrazos de extraños que me devuelven la fe perdida. La misma fe que mañana perderé otra vez. Por un instante para los noticieros de Colombia es más importante el nombre de un deportista que el alias de un criminal. Por un instante, nada más, el fútbol puede dar un paso mínimo al costado para que los directores de noticias entiendan que tener páginas y secciones de deportes quiere decir presentar noticias de deportes en plural y no de fútbol en singular.
Me gusta ver los Juegos Olímpicos porque la fragilidad y la fortaleza compiten por el mismo carril y, a menudo, son expresiones de un mismo atleta. Cuatro años de esfuerzo, sacrificio, entrega y sudor para ll…