sábado, 18 de febrero de 2017

TODAS ESTAS COSAS QUE ESTÁN SUCEDIENDO FRENTE A TI




Baja el volumen de las guerras que se agitan afuera. Lo que escuchas luego no es un silencio tranquilizante sino el murmullo que se escondía detrás de la detonación, la ráfaga y el estallido. Lo que escuchas ahora es la confirmación de todos tus temores: si las cortinas son de humo, la casa está en llamas. Y es tarde para abrir las ventanas.

Ahora que los titulares no citan un ataque, un combate, una toma. Ahora que los titulares destacan algo que habían dejado para después, las miradas empiezan a ver lo que tantos han querido ocultar: esas formas de violencia acaso más agresivas y profundas que logran, con una firma y tinta sobre un contrato, desangrar y hacer más daños con una pluma cara que  miles de cartuchos de balas de distinto calibre. No es sólo que la guerra sea rentable para tantos, que ya es sabido, sino que por motivos distintos además es conveniente para los que esconden sus intenciones detrás de las trincheras que han levantado con cuerpos de muertos ajenos.

Algo huele mal, puedes sentirlo cuando se disipa el aroma penetrante de la pólvora que ya no está. La letra pequeña de legislaciones que benefician a pocos o eximen a los que pagaron los lobbies más altos, los nombres de líderes sociales que mueren de manera violenta y selectiva ahora son difíciles de esconder como casos aislados detrás de las cifras de asesinatos que han rebajado, tantas obras construidas en papeles pero nunca en realidad dejan ver la sombra de su ausencia… puedes hacer más larga la lista porque los motivos para el estremecimiento se suceden uno a uno en crescendo. El país de las promesas incumplidas ya no camina a tientas aturdido por el coro disonante de la guerra encendida.


Algún consejero político o empresarial dirá a su aconsejado que hay que apurar pan y circo para evitar que despierte la consciencia somnolienta del país de las promesas incumplidas. Pero ya despertó. Y cada vez hay menos pan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DESPUÉS DE VER LA MUJER DEL ANIMAL

UNO Interior noche / Sala de cine Margarita García fue secuestrada por el primo de su cuñado. Raptada a ojos de tantos y con compli...